“Ay, el embarazo… ¡la época más feliz de mi vida!” Eso lo había oído yo varias veces antes de estar embarazada. Y sí, es maravilloso sentir cómo crece una vida dentro de ti, pero… ¡no siempre es un período de bienestar absoluto! Durante el embarazo y el parto el cuerpo sufre muchos cambios en un tiempo relativamente corto. Eso puede venir acompañado de dolores de espalda, ciáticas, pubalgias, sobrecargas cervicales y/o dolores de cabeza… por lo que es importante que tengas en cuanta las herramientas que puede aportarte la fisioterapia en embarazadas.

Es por eso que la fisioterapia y la osteopatía en el periparto son altamente recomendables, ya que ofrecen gran cantidad de beneficios para la salud de la madre y el bebé, además de preparar a la mujer para el trabajo de parto.

El tratamiento manual puede darle herramientas al cuerpo para encontrar el equilibrio durante este período tan cambiante y además prepararte para el parto liberando las articulaciones de la pelvis y equilibrando la musculatura.

Así que te recomiendo que hagas una buena preparación y seguimiento de tu embarazo por un fisioterapeuta especializado, contando siempre con el trabajo de la matrona y el médico. Cuídate durante tu embarazo, ¡es clave para el parto y el postparto!

Y recuerda, si has decidido dar el pecho, ¡no debe doler! Si causa dolor, esto indica que hay algo que se puede mejorar. Puedes encontrar más información sobre la lactancia en este otro artículo.

Y si necesitas cualquier aclaración, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Síguenos también en Facebook 🙂